Uno de los accesorios más populares en el mundo del pádel es el antivibrador. Un producto que reduce el riesgo de que el impacto sobre la pala se traslade al brazo, ayudando así a prevenir lesiones en los jugadores.

¿Qué es un antivibrador?

 Se trata de un cilindro de goma que se encaja en el interior de los agujeros de las palas y cuyo cometido, como su propio nombre indica, es reducir las vibraciones a la hora de golpear la pelota.

Al absorber el impacto negativo, el brazo sufre menos y se minimiza el riesgo de sufrir epicondilitis o “codo de tenista”, una lesión que afecta a los tendones del codo y que es muy común entre los jugadores del 20×10.

En cuanto a su ubicación, no hay un criterio claro y dependerá un poco de cada usuario. Lo normal es que esté cerca de la empuñadura para tener un mayor control, pero hay quien lo prefiere más arriba para aumentar la fuerza.

¿Qué beneficios tiene para el juego?

 Aparte de ser bueno para la salud del deportista, el antivibrador ofrece una serie de ventajas para la mejora del juego:

  • A menor vibración, mayor estabilidad y por tanto mayor manejabilidad. Lo que ayudará a la fluidez de tus movimientos y a la precisión de tus golpes.
  • Aumenta el control y la estabilidad, por lo que te sentirás mucho más cómodo en el golpeo.
  • Como consecuencia de jugar más cómodo, ganarás en seguridad y confianza.
  • El antivibrador provoca un ligero aumento del peso de la pala que tu brazo apenas nota pero que es importante para incrementar la fuerza del drive o del smash.
¿Has probado alguna vez este tipo de accesorios? Nos encantaría conocer cómo es tu experiencia, así… ¡Anímate a compartirla en los comentarios!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies